Inicio

Cómo afecta emocionalmente al paciente el padecer una úlcera varicosa

Aunque no es una regla la diabete es uno de los principales factores por los cuales se presentan padecimientos tales como úlcera varicosa, complicaciones tan graves como gangrena y desde luego mala cicatrización, sin olvidar que el pie diabético se puede presentar en pesonas que sufren de diabetes.En Méxicoes un problema de salud pública sumamente serio queestá conllevandodiscapacidad, muerte prematura y gastos muy elevados por todas las dificultades que acarrea y desde luego complicaciones psciológicas no solo para quien lo sufre, sino también para quien o quienes lo rodean, en la mayoría de los casos familiares.En nuestro país, el 9.17% de la población padece diabetes mellitus (DM), más del 30% de los pacientes presentan manifestaciones cutáneas al inicio de la enfermedad y hasta el 100% durante el curso de la misma,el diagnóstico se puede llevar acabo en la mayoría de los casos en las primeras etapas, sin embargo si la persona no tiene una revisión con cierta constancia, pueden pasar años y ella o él no saber que la padecen hasta el punto de caer en graverdad.

 

Diversas estadísticas mundiales estiman que de 30 a 50 por ciento de las personas adultas (mayores de 50 años) sufren trastornos relacionados con insuficiencia venosa que pueden ser desde las llamadas venas de araña hasta varices complicadas.

 

Las úlceras se pueden presentar de distintos tamaños, colores y lugares, pero con más frecuencia en miembros inferiores. En todas ellas el común denominador es la insuficiencia valvular.

 

Psicógicamente cualquier persona que tenga aun que sea un pequeño molestar y esto altere su ritmo de vida por un periódo corto puede llegar a presentar, irritabilidad, depresión, tristeza, insertidumbre, etc, a querer que no, son emociones que muchas veces no se pueden controlar. Estos estados de ánimo de multiplican en personas que tiene afectaciones ya más graves como úlcera varicosa, que llegan a postrarlos en cama y que desde luego tienen un cambio de 180 grados en todo su estilo de vida.

 

El apoyo de los familiares y amigos son primordiales para la persona, de ser posible si se cuenta con el apoyo de un psicólogo que le ayude a caminar este transe es mejor, pero consideremos que complicaciones de este tipo como son la úlcera varicosa o gangrena no son para que el paciente se esté moviendo de un lado a otro, aunque deben de tener cierta actividad física para promover la circulación de la sangre los problemas de posibles infecciones son latentes y de sumo cuidado así que a de ser muy cuidado y con extrema limpieza las personas que le visiten y siempre con autorización previa del médico.

 

Es importante puntualizar que usualmente el paciente, no se da cuenta de dichos cambios y de cómo afectan a quienes lo rodean. A su vez, puede excluir a sus familiares criticándolos o tomando decisiones imprevisibles que afectan a sus parientes negativamente.

 

Culpa, enojo, ansiedad y tristeza son emociones comúnes y la  sitación económica es otro punto que afecta visiblemente estas emociones. Estas pueden ser muy fuertes y alteran la estabilidad mental y los niveles hormonales. La culpa es una respuesta que siente el afectado luego de herir emocionalmente a un familiar o amigo. El enojo ocurre cuando viola algún valor que tiene por propia convicción. Generalmente, se ponen demasiado ansiosos porque no tienen control sobre los acontecimientos futuros y la enfermedad en sí. A menudo sienten una tristeza extrema por tener un trastorno que no puede superarse.

 

Tomar conciencia y reconocer estas emociones es una forma en que el paciente distinga cuándo interviene una emoción positiva y negativa, cosa que no es fácil, es una tarea diaria y que será común que se salga de las manos, pero esto ayudará a reconocer y manejar sus estados de ánimo y por ende su trato hacia los demás, y esto a su vez hará que los que le rodean no se sientan abrumados, sino por el contrario haya un apoyo mutuo. La clave en muchos casos es la paciencia e informarse ambas partes de cómo enfrentar y superar este periódo de vida que puede ser largo o corto y de cada uno dependerá que sea un transe ligero o pesado.

 

Esperamos este artículo sea de ayuda a todas las personas que presentan este padeciminento así como las personas allegadas a quienes padecen cualquier tipo de padecimiento.

 

Recuerde que para no lamentar hay que prevenir.